La nueva profe de inglés me pilló por sorpresa

Apenas llevaba unas semanas con la profesora de inglés particular -llamémosla Andrea- cuando empezaba a notar una ligera, mejoría en mi limitado dominio del inglés. Venía un par de veces a la semana y me dejaba suficiente faena para que los días no se hicieran tan largos. Por el mes de octubre, en Southampton, la noche asomaba a eso…

1ª clase de inglés: 11 de septiembre de 2001

Ya llevaba más de un mes en Southampton y estaba contento con mi vida en UK cuando, ese 11 de septiembre de 2001, volvía en el Nissan de mi compañero y amigo, el argentino australiano Adrián Cáceres. Era un día soleado típico de Southampton. Mi coche aún estaba de camino en el barco, así que él hacía…

La traición de mi “padre” en Southampton

(No recuerdo si he contado esta historia, pero por si acaso lo voy a hacer otra vez) En enero de 2004 estaba viendo la luz después de casi 10 meses desde que me rompieron la rodilla. Llegar hasta ese punto me había costado sangre, sudor y soledad autoimpuesta para evitar distracciones (amorosas). Apenas habían pasado…

La limpiadora fantasma venía a casa los viernes (Southampton FC)

Una de mis ocupaciones para rellenar el día durante mi primer año como jugador del Southampton, era limpiar. Con 19 años ya estaba acostumbrado a mal limpiar en casa desde pequeño -mi madre no crió marqueses-, así que no me asustaba encargarme de las tareas de la casa. Es más, lo deseaba. Deseaba hacer las cosas a…

Fundación Logroñés: Trabaja 6 meses, cobra 1, vete y calla.

Photo by Charles Deluvio on Unsplash En mi enésimo intento por seguir siendo jugador de fútbol profesional asalariado, me enrolé en las filas de un club creado de la nada: La Fundación Logroñés. Dos mil euros al mes fueron suficiente reclamo para unirme a la causa, que era convertirse en el club importante de la…

Apartarme del equipo no fue un castigo, fue una bendición

Un futbolista se convierte en un juguete cuando el entrenador decide utilizarle como herramienta para sus pajas mentales. Algo así me ocurrió jugando en el filial del Alavés en 2ªB a las órdenes de un tal Delgado. La verdad es que me olvidé de su nombre a las pocas semanas de tratar con él. Resulta…