Futbolistas: ¿ejemplos o manipuladores infantiles?

Cuando era pequeño no quería ser como mi padre. Ni yo, ni mis amigos. Mi madre es una heroína, pero tampoco quería ser mi madre. Es más, no creo que los padres quieran que seamos como ellos. Mi experiencia con humanos me dice que un padre que quiere que su hijo sea como él es un psicópata. Sobretodo si tenemos en cuenta la cantidad de personas acomplejadas con lo que son (no lo que los demás ven). ¿Acaso quieren tener hijos acomplejados como ellos? No lo creo. Los padres tienen el deber de influir de manera positiva en el desarrollo de sus hijos. Físico y psicológico. Lo importante no es lo que les vamos a dejar a nuestros hijos, sino qué hijos vamos a dejar al mundo.

Los padres podemos influir en nuestros hijos únicamente en las pequeñas cosas de la vida: los modales, la educación, el cariño, el respeto a los demás, el optimismo… Pero ojo, también en lo negativo: el miedo, la descortesía, el lenguaje obsceno… Para las cosas grandes es más complicado. Vivimos en una sociedad expuesta a un bombardeo continuo de información, publicidad, publicidad camuflada en información. Los hijos admiran a sus padres cuando son adultos. Cuando entramos en la adolescencia nuestros padres se convierten en una especie de queridos enemigos con la única misión de prohibirnos lo que nos gusta. En ese momento es complicado tener como referente una persona que te dice que a las nueve en casa, que hagas la cama, que no tiene dinero para comprarte esas bambas tanta molonas. ¿Cómo demonios van a ser tus ídolos si no te dejan hacer nada? En cambio las estrellas de rock, los actores y los deportistas no te dicen que hacer la cama es importante, ni que te quedas sin paga por haber llegado a las nueve y cuarto.

Pero los ídolos de la adolescencia son el segundo plato de los ídolos en la niñez, en el caso de los varones. No hace falta ser un lince para ver a quién idolatran los niños: a los futbolistas. En eso estamos todos de acuerdos. Lo que me resulta de un cinismo extremo es escuchar a los futbolistas decir que ellos no son ejemplo ni modelo de nada. Hay que ser tonto para decir eso en público y seguir como si nada. No he visto a ningún niño a la hora del patio decir que es un cantante o un actor. Trabajo en un colegio, veo muchos niños. Pues ni uno solo. En cambio si Neymar se cambia el peinado es cuestión de días que aparezcan replicas del brasileño.

Álvaro Arbeloa: «Yo no tengo que ser ejemplo para nadie»

Los futbolistas profesionales dicen que el fútbol no tiene memoria. Quizá lo que quieren decir es que ellos no quieren tener memoria porque es más cómodo y les reporta menos remordimientos. Solo hay que escucharles decir en entrevistas que de pequeño eran fans de algún jugador. A estas alturas del texto supongo que ya sabes por dónde voy. Sigamos. No existe ningún futbolista que no haya tenido un ídolo en la niñez.

Para desgracia de los futbolistas, ellos no eligen ser o no ser modelos para la sociedad. Es el precio a pagar. Otra cosa es que acepten o no el reto y se esfuercen en dar la mejor imagen pública posible. Los niños escogen a los futbolistas como faros -es triste, pero la realidad supera a la ficción-, pero los futbolistas y los clubes también hacen lo posible por engatusar a los aficionados desde niños, como la iglesia. ¿Habéis visto a los futbolistas ir cada Navidad a los geriátricos a visitar a los ancianos? Algunos de ellos son aficionados a un club desde antes de que los jugadores hubiesen nacido, pero como les queda poco no interesan. En cambio van a los hospitales infantiles a regalar juguetes a los pobres niños enfermos. El mejor momento para “enamorar” a una persona es cuando está débil y receptiva. Un simple juguete en el momento justo es suficiente para conseguir un fan vitalicio. El niño va a recordar más la visita de los jugadores que los profesionales del hospital; que a sus padres junto a la cama turnándose para no dejar ni un segundo a su hijo. Incluso llegará decir que superó la enfermedad gracias a la visita de los jugadores de tal equipo. Los padres no son nadie para añadir que los médicos algo tuvieron que ver. Ocurre como con la religión; cura más un dios que la medicina.

He visto que cada poco tiempo los Ronaldos y los Messis sacan un nuevo modelo de botas.¿Para quién? ¿Para los aficionados al fútbol que no recuerdan cuando fue la última vez que se calzaron unas botas de fútbol? No lo creo. Solo Samsumg saca más modelos móviles que Ronaldo de botas. Pero siguen diciendo que no son modelos a para los niños. Si abiertamente dicen eso están declarando subliminalmente que son manipuladores de niños. ¿Si no quieren ser ejemplo para los niños por qué saltan con niños de la mano a los partidos? Es una pregunta. En los clubes de fútbol, sea de la categoría que sea, el mayor número de fichas pertenecen a niños. Y no es por caridad.

Alguien debería recordar a los futbolistas que sus seguidores en las redes sociales son mayormente adolescentes y periodistas (estos merecerían un capítulo a parte).

Lo siento por los bobertos que dicen que no son ejemplo de nada, quizá tienen razón: deberían aceptar ser ejemplo para los niños que aman el fútbol, pero no es lo más cómodo. Se puede decir que los futbolistas han elegido ejercer la misma influencia que los raperos chungos sin conciencia ninguna que inspiran a los pandilleros, la diferencia es que los raperos no buscan a los niños para salir en sus videoclips.

Por último: ¿conoces a algún futbolista que recomiende comer sano o hacer deporte sin un espónsor delante?

Anuncios

Un comentario en “Futbolistas: ¿ejemplos o manipuladores infantiles?

  1. Pingback: Consejos para ir de guay por la vida: haz lo que haga Sergio Ramos | La Sociedad del Desfase

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s