Qué añoran los futbolistas al retirarse

Yo he sido futbolista durante mucho tiempo aunque no el que se esperaba de un jugador con mi proyección. He de reconocer que me costó bien poco (como ya he explicado alguna vez en este mismo blog). No es una decisión que se toma de un día para otro ni aun estando lesionado de gravedad.

Cuando escucho o hablo con ex futbolistas, me sorprende que echen de menos la rutina del futbolista. Me parece incluso ingenuo. Es como llegar a los 80 años con miedo a morir, es antinatural. A medida que se avanza en la carrera, sin necesidad de un psicólogo ni de ningún tipo de loquero, el cerebro te prepara para la retirada. Como ya comenté en otro post: ¿la retirada, es el descanso o la paz? .

No creo que muchos jugadores echen de menos tener molestias físicas durante toda la temporada, la frustración de no terminar de explotar hasta donde uno cree que puede llegar, competir cada segundo con personas que de haberse conocido en otras circunstancias serían amigos más que compañeros. ¿Quién puede echar de menos llevar al cuerpo hasta el limite en el campo pero no ir a dar una vuelta con la pareja porque tiene que descansar? Durante un tiempo está bien pero el futbolista tiene que escuchar a las personas que se jubilan después de muchos años trabajando; éstos suelen desear la jubilación con especial ilusión cuando ven que se acerca el momento y disponen de una salud aceptable para realizar otras actividades que por falta de tiempo han quedado para más tarde. El futbolista tiene una ventaja respecto a estos ancianos: siguen siendo jóvenes para hacer otras cosas como….¡trabajar! Ya lo sé, el fútbol es un trabajo dirán algunos. Más bien yo diría que es un juego bien remunerado. Pero se dice “jugar a fútbol”. De igual manera vemos como hay chicos que ganan un dineral jugando a videojuegos en Youtube, ¿dirías que esos es un trabajo? Yo tampoco.

¿Entonces qué echa de menos el futbolista? Solemos decir que añoramos el compañerismo del vestuario. Realmente es un falso recuerdo; ese compañerismo es más intenso en el recuerdo que en la realidad. Yo pregunto y me dicen que echan de menos la rutina, pero muchos de los que me han contestado eso, se han quejado más de una vez de la montonía de los entrenos, los viajes en autocar, hoteles, mudanzas… ¿Qué añoran los futbolistas realmente? Cuando me dicen que la pelota, el juego y todo eso, me recuerdan a los que dicen que con Franco estábamos mejor. Lo que estos señores quieren decir es que quisieran volver a ser jóvenes, por eso estaban mejor, tenían como mínimo unos 40 años menos. Cualquier recuerdo de la juventud es mejor que el presente de la tercera edad. Pues los futbolistas, creo, que quisieran volver a tener 21 años pero sabiendo lo que saben ahora y, está claro que eso no es posible, para saber lo que sabes has de pasar lo que has pasado. El consuelo que tenemos es que podemos escuchar a los ancianos y aprender cuando dicen que se arrepienten o qué hubiesen disfrutado más. Hay anécdota que se cuenta habitualmente en las conferencias, que dice que la gran mayoría de personas, a las puertas de la muerte, cuando se les preguntaba qué hubieran hecho diferente. contestaban que se habrían arriesgado más. Hagamos cosas ahora con la intención de no arrepentirnos en un futuro. Pero es complicado porque la incertidumbre te obliga a guardar cierta prudencia, aunque a la hora de la verdad el día de mañana no es tan malo como lo imaginamos — Dice el subdirector de Triodos Bank, Joan Melé, en su mítica conferencia Dinero y conciencia.

Tengo bastante claro qué es lo que añoran los futbolistas al retirarse. No es ni el compañerismo, ni los sueldos, ni la pelota, ni el día a día: Es ser tratados como privilegiados. Independientemente de la categoría que regenten, necesitan que los ojos que les observan, lo hagan como superdotados deportivamente hablando. Son adictos a luchar por una recompensa semanal: la victoria. Al contrario que los estudiantes, quieren hacer muchos exámenes (los partidos). Cuando dejas de jugar eso desaparece. Desaparece que te pregunten por tu trabajo con ojos de admiración “¿cómo habéis quedado?” . Preguntas provenientes de personas incluso de personas a las que poco o nada les interesa el fútbol. Es un interés cordial que te hace creer que tú trabajo es realmente importante, cuando no deja de ser un juego que entretiene y distrae a mucha gente, como lo pueden distraer los videojuegos. Quizás echemos de menos entretener. Quizás echemos de menos el reconocimiento social, pero dudo que muchos jugadores se retiren con ganas de seguir jugando. Lo dudo mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s