Soy el mejor cocinero del mundo

Una pareja, ambos trabajadores, preparando la cena para ellos y su hijo de 7 meses. Un reflejo de mi vida. Foto. Richard Perry/The New York Times

 

Cada día al volver a casa del trabajo en el tren, trato de poner mis memorias olfativa y gustativa al 100% para empezar a cocinar en mi cabeza la comida o la cena del día. No es lo mismo una cosa que otra: para la comida tengo 30 minutos y para hacer la cena casi toda la tarde. La disponibilidad no es total porque mi tiempo se debe a mi hijo.
Antes de nada,previamente cocino sin mover un dedo. Cuando llega mi mujer es cuando le paso el testigo y me encierro en nuestra pequeña cocina con los auriculares para hacer la cena.
Pertenezco a una generación de hombres que su relación con la cocina va más allá de hacer barbacoas y paellas domingueras. Lo que hacen muchos padres: cocinan pero no recogen. La cocina y las tareas son compartidas en casa. No nos importa que nuestros padres,cuando éramos pequeños, dejasen esa responsabilidad a nuestras madres. Sería muy cómodo pero no estoy en esta vida como espectador pasivo. Si no soy coprotagonista en mi casa ¿dónde lo voy a ser?
Mi horario laboral me permite dedicar tiempo a alimentar a mi familia. Por supuesto que mi mujer es buena cocinera pero no veo justo que cuando llegue de trabajar se ponga a cocinar en lugar de jugar con nuestro hijo. Antes de cocinera es madre y además, yo puedo centrarme en una afición – para mí modo de vida – que es la cocina.

En el móvil voy acumulando un montón de recetas que coloco en una de mis revistas de la aplicación Flipboard de Android. Comida de India, España, México, Francia, etc…de todo el mundo. Mentalmente voy repasando los ingredientes que tenemos en casa para llegar y cocinar. Normalmente adapto las recetas a lo que tengo en casa ya que muchos ingredientes no los encuentro en cualquier sitio; supongo que todo el mundo hace lo mismo. Para encontrarlos he de ir a sitios específicos y siempre no me es posible.  Me encanta descubrir el sabor de verduras y especias que no utilizo habitualmente. Es como un viaje a otros lares. Aunque trato de cocinar productos de temporada.Son más sabrosos y más económicos. No tratar de aprender a cocinar es tirar dinero.
El inconveniente de algunas recetas es que están más cargadas de grasas de lo que a mi me gustaría, pero otras tienen menos de lo que aparentan.
Tengo la extraña sensación de ser el mejor cocinero del mundo a pesar de que mi pan no es el mejor, pero es bueno muchas veces. Cocinar no es sólo copiar recetas; hay que tener mano para ello y sobretodo pasión. La idea no es ir a Masterchef ni nada parecido. Las aspiraciones son más cercanas. Cuando se tienen invitados uno quiere que estén cómodos en casa,  pues eso es lo que quiero para los que viven en casa. Yo soy de los que opinan que lo mejor no es para los invitados, lo mejor es para los de casa y a los invitados hay que tratarles igual que a los de casa para que se sientan como en casa (pero sin dejarles cagar ).
En la cocina me siento tan bien, independientemente de si sale el plato como quiero.Lo importante es que creo estar cerca de lo que sienten los mejores cocineros del mundo. Ellos quieren estrellas Michelin, yo solo que después de comer,los comensales tengan mejor cara que cuando se sentaron en la mesa.
Cuando un plato me sale bien no necesito que me digan que está bueno. Es más, cuando mi mujer me dice que “está muy bueno” yo contesto “si”. Porque lo sé. Cuando me sale mal aprecio que me lo digan para la próxima vez no cometer los mismos errores. He cometido los mismos errores una y otra vez hasta que he descubierto trucos sencillos que han dado un acabado mejor a mis platos. Muerte a la comida semielaborada. El hecho de desarrollar una habilidad para cocinar con cierta gracia, a diario, cualquier cosa que tengo en casa me hace sentir el mejor cocinero del mundo.

 

Artículo inspirado en ¿Porqué nos relaja cocinar?  , When Their Workday Ends, More Fathers Are Heading Into the Kitchen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s