36 horas en casa equivalen a 90 días fuera.

Valía la pena comprar un billete a precio de oro aunque solo fuese para pasar menos de 36 horas en casa. Cuando al finalizar el entrenamiento el entrenador anunciaba que mañana es day off, salía disparado al vestuario y, sin pasar por la ducha, me iba corriendo a casa para conectarme en el ordenador y comprar un billete para dentro de 4 ó 5 horas. Más tarde era mal negocio. El margen era el necesario para coger un autobús o tren hasta Londres y llegar con tiempo de sobras al aeropuerto. Tenían que haber 36 horas entre el vuelo de ida y el de vuelta para que yo lo considerase rentable. Al principio checkeaba varias webs en busca del mejor precio, pero a principio de los 2000 no habían tantas compañías de bajo coste como ahora. La experiencia me llevó a comprar directamente en Logitravel, que no era la más barata pero era la que me ofrecía una experiencia de pago más sencilla. Mis únicos requisitos eran volar desde Healthrow o Gatwick y que no me costase la broma más de 300 libras.

Muchos de esos viajes eran equivalentes a los paseos nocturnos con el perro para fumarse un cigarro. Cuando viajaba con esa urgencia era básicamente para desconectar por unas horas del esfuerzo mental que me suponía entrenar durísimo durante la semana para luego no rozar ni la convocatoria. Necesitaba aire y tenía dinero, no haber hecho esos viajes fugaces podían haberme hecho muy infeliz. Cada vez que viajaba volvía con energía para un mes sin pensar en volver a casa en el próximo día y medio libre que nos concediera el club. No estaba mal en Southampton; pero estaba solo. No bastaba con decir que estaba bien por teléfono, tenía que viajar a casa y demostrar que lo estaba. Tan solo necesitaba respirar el mismo aire contaminado que respiraba mi gente en Barcelona. Eran 36 horas en las que no podías ver a mucha gente. Se podía dar el caso de que en casa me vieran unas 15 horas de las 36 disponibles (sueño incluido).

36 horas eran suficientes para olvidar temporalmente la opacidad del cielo británico y cobijarme en la luz de Barcelona. Ese corto período de tiempo equivalían a 90 días fuera. A pesar de que los domingos eran auténticos sundays (días soleado) en Southampton, no tenían ni la luz de Barcelona nublada. Un domingo sin tu gente se convierte en un domingo tarde desde que te levantas. Nada especial que hacer, quizás algún café con algún compañero de equipo y ver La Liga en Skysports soñando con volver a España por la puerta grande. Sin haber debutado en la Premier ya imaginaba mi regreso tras triunfar en UK. No soñaba con ningún equipo en particular, lo único que quería era jugar en España para que mis amigos me vieran jugar en directo.

De esas 36 horas pasaba entre 2h y 3h en el aeropuerto . No podía permitirme el lujo de perder el avión hacia Barcelona. En cambio, para el avión de vuelta llegaba al aeropuerto con el tiempo tan justo que parecía que estaba tratando de perderlo. Esas horas en el aeropuerto eran placenteras, me encantaba ojear la tienda de discos y comprar alguno nuevo. Me encanta sentarme y ver a la gente circular de un lugar a otro, cada cual a su ritmo según las prisas. Mi cara era de satisfacción. La misma cara de quien sabe que ha hecho bien el trabajo. Mi faena era llegar al aeropuerto sin urgencias. Observaba.

Una vez en el avión ya me sentía en casa. Escuchaba a mucha gente hablando en castellano y en catalán. Estábamos a 2 horas de casa. En el avión leía un diario inglés – de los que nunca leía – que había comprado en el aeropuerto para pasar el rato. Realmente no eran 36 horas, quizás 28 , pero me tenía que autoconvencer de que tenía un día y medio para disfrutar de mi gente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s