No es Suárez, es el Fútbol.

Cuando pensé que había acabado con el tema Suárez , Youtube me sugiere un video que le defiende de una forma bastante fanática. Pero, releyendo mis dos anteriores posts, no es más talibán que lo que yo escribí. Cada minuto del video me ha hecho cuestionar hasta que punto estoy equivocado en mis críticas a Suárez: en mucho. Me alegra haberme equivocado y verlo a las pocas horas. No tengo la verdad de saber qué es lo que pasa con Suárez pero si me atrevo a cuestionar todo lo que yo creía que ocurría. Me sucede cada vez que me expongo a la programación televisiva (mediante el ordenador), dejo de generar mi propia opinión a pesar de no creer nada de lo que dicen, pero el mordisco de Suárez lo vi, pero no vi ni escuché que pudo pasar durante el partido. Puede que Chiellini sepa algo más que nosotros.

Después de leer breves pasajes de la vida de Luis Suarez, puedo afirmar que me he precipitado en muchos aspectos. Me llama la atención que con 15 años fuese alcohólico entre otras cosas. Fue un chico que se crió en un barrio pobre de escasas expectativas de progreso. También parece ser que jugaba contra chicos 7 años mayor que él cuando era solo un niño de diez. Supongo, solo supongo, que en esos partidillos se forjó parte de su personalidad en la cancha. Cuando uno es un renacuajo que baila a los mayores, debe estar preparado para recibir palos, viendo su carácter no me extrañaría que este se defender. Solo son suposiciones. También cabe reseñar que en los barrios pobres no gustan los chivatos y Suárez no lo es. No le he visto decir que le hayan provocado en ninguna de sus reacciones desmesuradas dentro del terreno de juego. Siempre calla y dice que lo que pasa en el campo allí queda. Algo con lo que no estoy de acuerdo porque no todos los jugadores tienen la misma predisposición a jugar traspasando el limite del reglamento. Aquellos que gusten de hacer bromas deben aceptarlas cuando son ellos el centro de las mismas. Así piensan los jugadores aficionados al juego subterráneo. Tu me pegas y me callo, pero cuando yo te pegue tú te callas. Veamos quien pega más fuerte sin ser vistos. Es otro fútbol que está ahí desde siempre. Otra cosa es como finge Suárez, para esa teatralidad no tengo explicación. Lo que está claro es que en su barrio no gustaban los chivatos y eso lo tiene tatuado a fuego en su persona.  La forma con la que Chiellini mostró desacuerdo con la sanción al Uruguay. Percibo un sentimiento de responsabilidad respecto a la respuesta(mordisco) de Luis cuando, aparentemente, no ocurría nada. Repito que las respuestas de este jugador son una salvajada pero en el campo hay más elementos que incitan a ese comportamiento agresivo que son: los rivales. Si no necesitase provocación alguna, Luis Suárez, mordería a la gente por la calle sin más.

Aún me sigue sorprendiendo sus explicaciones ante la FIFA y en algún medio antes del mundial: no le mordí y no sé porque lo hago, respectivamente. Él lleva su juego de no chivarse a rajatabla a pesar de estar más  vigilado que sus parejas de baile.Pero no es de extrañar que sea sea tan perseverante cuando te enteras que lleva con su mujer desde los 14 o 15 años cuando era un proyecto de gamberro. Ella le llevó por el buen camino y cuando ella fue a vivir a España con su familia él se prometió que volverían a estar juntos. El destino le llevó a Holanda (1ª división) y cogió un avión para pedirle a los padres de ella que la dejarán vivir con él en Holanda. Dijeron que sí.

El fútbol crea auténticas bestias de competición, que si no tienen una formación cubierta por las necesidades básicas, puede generar tipos como Luis Suárez, capaces de morder a un rival porque se está interponiendo entre él y su objetivo que es la victoria. En el video podemos ver que  no es el único jugador que ha hecho auténticas barbaridades en un terreno de juego, pero sus castigos han sido mayores. Además se ven imágenes en las que se puede ver que Suárez “responde a preguntas”. No pega porque sí siempre.

El fútbol es un deporte muy poco saludable a pesar de su belleza pero saca lo peor de las personas, en el campo y en la grada( o televisión). Yo como ex futbolista no soy muy partidario de que mi hijo se interese de manera especial en el fútbol de alta competición porque muchas de las cosas que uno inculca en casa, las tiene que dejar aparcadas al entrar en un terreno de juego. Esa polaridad no la quiero para él.

Luis Suárez: muerde y ama

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s