Los futbolistas profesionales son chantajeados socialmente

He notado que mucha gente se ha mosqueado con el papel de la Selección Española de fútbol en el Mundial de Brasil. Me sorprende que en 2014 la gente siga sintiéndose tan afectada por espectáculos como el fútbol. Me parece genial que a la gente le guste el fútbol, que gocen con las victorias y el espectáculo aunque tengan preferencias por algún equipo en concreto, eso es sano y recomendable. Pero la realidad es bien distinta; aficionado al fútbol se le debería denominar como sufridor del fútbol para ser más exacto. Me refiero a los que sienten como propio un equipo de fútbol y festejan las victorias como propias y las derrotas de igual manera. Me atrevo a decir que, en el caso de las derrotas, las sufren con una intensidad desmedida. Se sienten traicionados, estafados y heridos  por la actitud de los jugadores durante un partido o un campeonato. Estos mismos aficionados pueden ser amantes del cine y no sentirse decepcionados si su película favorita no se lleva ni una sola estatuilla en los Oscars.¿Acaso no es una afición el cine?

El hecho de tener que ser de un equipo para encajar en la sociedad hace florecer en las personas ese sentimiento de pertenencia a un club de fútbol. Por norma general al de tu ciudad o a uno de los denominados “grandes”. Por supuesto que lo que más influye es la afición de los padres. Un niño que crece viendo como su padre disfruta y sufre con los resultados de un equipo, da por echo que eso es algo muy grande. Los jugadores también tienen padres ,y seguramente que la mayoría de ellos sean aficionados al fútbol. Habiendo mamado el fútbol desde niño –porque para ser futbolista profesional hay que mamarlo desde la más tierna infancia –de forma natural han asumido que hay mucha gente que sufre y disfruta con lo que ellos hacen en el campo. Es como si un tipo que trabaja en una barra de un bar es observado por una cámara del estilo Gran Hermano ,o mejor aún, como la película del Show de Truman pero únicamente en el trabajo. ¿te imaginas que muchos de los momentos de felicidad de millones de personas dependiera del número de cocktails que éste sirviera, sin derramar una gota y en tiempo récord? De alguna manera eso es el fútbol: un tío trabajando con la particularidad de ser observado por millones de personas que depositan la alegría de la semana en lo que ellos hagan. A cambio reciben mucho dinero, porque son utilizados por las empresas para vender a quienes les observan todo tipo de productos. Pero además se les paga porque tienen que soportar sobre sus espaldas, la presión de hacer sentir campeonas a personas que no han hecho nada más que mirar; como el cine pero en tiempo real. En cambio –una vez más los Oscars– poca gente se siente tan satisfecha cuando una película/actriz/director que le gusta se lleva unos cuantos premios. Con esto no quiero decir que el público no sea importante, es más, si hubiesen 15 millones que adorarán La Pelota Vasca como al fútbol, estoy seguro de que los sueldos de los pelotaris serían mucho más altos. Aplicable a cualquier deporte minoritario donde solo ganan mucho dinero 3 o 4.

Cuando veo a Casillas pedir perdón por haber caído eliminados en la primera fase, veo que tiene en la sangre la soberbia del fútbol que nos han implantado haciéndonos creer que es una de las cosas más importantes de nuestras vidas. Esta forma de disfrutar el fútbol (llorando las derrotas) propiciado que el aficionado estándar, el que ve cada partido de su equipo, no sepa disfrutar del espectáculo como lo que es: el antiguo circo romano (el fútbol me parece bastante más entretenido. El circo romano se asemeja a los toros pero con algo más de desventaja del animal). Pedir perdón por hacer tu trabajo me parece ridículo cuando estamos hablando de una actividad en la que hay tres posibles resultados no escritos (con la FIFA de por medio…¿?): Victoria,empate o derrota. No hay más. Solo veo factible pedir disculpas si el jugador ha jugado mal deliberadamente o ha amañado el resultado. Cuando se hace lo que mejor se puede, en un deporte donde el rival también cuenta, no consigo encontrar razones para disculparse. ¿Perdón por no ser invencible?

Los jugadores suelen estar tan metidos en la burbuja del fútbol que olvidan que sabemos que nos son seres superiores y fallan como lo hacemos todos los demás humanos. Jugando aciertan más que nosotros pero eso no quiere decir que en todo sean mejor que uno. Seamos sensatos. Especialmente aquellos que se sienten defraudados por sus ídolos. Puedes sentirte defraudado si hacen o dicen cosas que te afecten directamente; como apoyar a un partido político que no te gusta, desinterés por causas sociales o por actitudes que no aplaudirías a ninguna persona de tu entorno, etc. Solo las personas con influencia en tu vida pueden decepcionarte. Ahí decide uno mismo quien puede y quien no. Pero un equipo por perder no debería  suficiente. Tienen derecho a ello, y ellos deben saberlo cada vez que saltan al campo. Basar las derrotas en errores propios es faltar el respeto al rival que te acaba de dar un baile. Tan importante es la auto crítica como el reconocimiento al contrario.

Todo esto es nada más y nada menos que la fuerza que ejercen los medios cuando dicen que “todo el país depende de vosotros”, “habéis hecho felices a todos los españoles”…y titulares por el estilo. Futbolistas, tranquilos (sé que lo estáis): hay mucha gente a la que no le gusta el fútbol y se la suda lo que hagáis, hay otros que ven los partidos pero les preocupan otras cosas que no tienen que ver con vuestra participación en el Mundial. La prensa utiliza a los aficionados para chantajear a los futbolistas y que descarguen su frustración consumiendo sus titulares vacíos de contenido por lo general. El futbolista se siente chantajeado emocionalmente por la responsabilidad social en el estado de ánimo del país que le atribuyen los medios y los políticos interesadamente. Pero no lo sabe. Recuerdo a Florentino Pérez dando a entender que a los niños de África les alimenta más llevar una camiseta roída del Madrid que un plato con comida diaria. Una manera de sobredimensionar el fútbol para que la gente crea que es más importantes que su propia salud mental. Dijo:


“Hay niños en África que no tienen ni para comer, y que todo lo que tienen en su corazón es el Real Madrid”, apunta, asegurando que el club “no tiene ánimo de lucro, y no es de nadie, es de todos sus socios”.

Ángel Cappa contaba una pequeña conversación con su hijo:

-Hijo, ¿por qué compras cada día el diario deportivo?

-Para ver lo que pasa

-Entre partido y partido no ocurre nada, todo es mentira.

Anuncios

3 comentarios en “Los futbolistas profesionales son chantajeados socialmente

  1. Me parece muy interesante, como siempre.
    Además me has hecho pensar al comparar el fútbol con otros ámbitos, porque me he sentido identificado. Yo creo que lo que pasa con estas cosas es que la gente le coge aprecio a estas personas, vives tantos sentimientos con lo que hacen que ya casi los ves como si fueran tus amigos y, como cualquier amigo, te decepciona más que un desconocido o alguien que no te hace sentir nada.
    Lo digo porque creo que esto pasa con todo lo que nos despierta algún sentimiento, y recuerdo un ejemplo, que fue cuando Dover dejó de hacer grunge rock para pasarse a la música disco. El sentimiento del público fue muy parecido al de un fracaso futbolístico. Los heavys de la época (mis amigos lo éramos) recuerdo que tenían un sentimiento de traición, de sentirse defraudados, abandonados, que era auténtico cabreo, algo casi personal, y muy parecido al fútbol. Igual que cuando RR Martin se carga a algún personaje en sus libros hay gente que se lo toma como algo personal porque hay muchas emociones puestas en ello y lo sienten como parte de su vida. Quizá con el fútbol se nota más porque es lo más masivo.
    Y del texto me quedo con esta frase que me ha gustado mucho: “no sepa disfrutar del espectáculo como lo que es: el antiguo circo romano”.
    Muy interesante, me han dado ganas de reflexionar sobre ello y todo (que es lo que debería hacer, porque te dejo aquí cada testamento que tela xD).
    Un saludo.

    • Exacto! Aparecen tanto en los medios que nos da la sensación de tener una amistad con ellos, además para el grueso d los aficionados, la posición más cómoda es dejar su propia felicidad en manos de los futbolistas. Si fallan los jugadores los aficionados se libran e cargar con la culpa. Saludos maestro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s