Romper las reglas

He leído este post y no he podido resistir compartirlo en mi blog. Me hubiese gustado escribirlo a mí.

azucenagaranto7

En apenas dos décadas hemos pasado de la bronca, el castigo y el bofetón al no pasa nada, la próxima vez lo harás mejor y la caricia.

La cultura americana nos avasalla. El refuerzo positivo nos coloniza y el coaching reverbera en cada llamada a la acción. Las frases hechas de autoayuda toman los discursos. Se alimentan las historias de héroes anónimos y se hace avanzar a cualquier pelagatos a base de palmaditas en la espalda.

Ahora parece que los polos opuestos ya no se atraen. Que todo no puede ser “siempre negativo, nunca positivo”. Si Van Gaal supiese lo que vaticinaba, quizá no hubiese abierto la boca.

Por aquel entonces todavía nos cascaban ostias “a punta pala”, nos echaban unas broncas del “copón bendito” y nuestros padres, educadores y demás entorno influyente nos decían de todo menos guapos.

De la mala ostia de Clemente y la mala…

Ver la entrada original 851 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s